Make your own free website on Tripod.com
DEFIENDE TU SALUD
MIGRAÑA Y DOLORES DE CABEZA

Home

El Juramento Olvidado
DERECHOS DE LOS ENFERMOS
Denuncia por Genocidio ante la CPI
Médicos tercer causa de muerte en EE.UU.
Alternativas Contra el Cáncer
TRATAMIENTO Y PREVENCION DEL SIDA
Lucha Contra la Hepatitis C
Enfermedades Autoinmunes - Diabetes, lupus, artritis, alergias y otros
Oxigenoterapia
MIGRAÑA Y DOLORES DE CABEZA
Hermosas Oraciones
Vínculos relacionados
Ayuda y Contacto
Aviso Legal

Migraine - Prevention & Curing Protocol

Visita el siguiente vinculo para conocer el Migraine - Prevention & Curing Protocol, es un material muy completo y sin duda te servira, por desgracia esta solo en ingles, esperamos tenerlo pronto en español.

Testimonio de Norma

Quizá mi testimonio lleve esperanza.

Hace tiempo que quiero compartir con todos aquellos que sufren de migrañas, lo que me sucedió a mí, sin el ánimo de crear falsas expectativas ya que todos los casos de esta patología no son iguales, sin embargo quizá a algunos pueda ayudar.

Y no puedo escribir esta nota sin referirme a quien fue el principal responsable del fin de mi migraña crónica que sufrí, pues todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de Dios.

A partir de mis 22 años y durante 5 años sufrí de progresivos ataques de migraña, dolores de cabeza que comenzaban con el típico aviso previo ese malestar que anuncia que llega la jaqueca, luego el dolor que no cesaba fácilmente, a veces me producía malestares digestivos (vómitos). Recurrí a médicos y diversos tratamientos, me hice muchos estudios médicos, tomé cantidades y variados medicamentos para encontrar algo que me ayudara, así como preventivos, pero todo era en vano, no mejoraba.

Con el paso del tiempo fue cada vez peor. Comenzaba el año 1996 y yo estaba sumida en una depresión a causa del casi cotidiano dolor de cabeza, no podía leer, ni mirar tv, ni hacer mis tareas laborales (soy docente), ni dormir, noches de insomnio y lágrimas. Eran dolorosos y desesperantes aquellos tiempos que viví.

Sin embargo gracias a Dios siempre confié en él, sabía que él dispone todas la cosas para el bien de quienes le aman, aún las cosas que no tienen explicación para nosotros. Pero oraba cada día rogándole que yo pudiera mejorar, hallar algo que me aliviara.

Fue entonces que alguien me recomendó un tratamiento aconsejado para varios tipos de dolencias y que había tenido buenos resultados con jaquecosos, era sencillamente tomar agua en ayunas.

Primero casi me reí,...si yo había tomado los mejores medicamentos conocidos y no me habían ayudado ni la ciencia había aún hallado algo que mejorara mi estado...¿tomar agua lo haría?

...y bueno, decidí probar. Debía comenzar con lo que pudiera tolerar el primer día: 1-2 vasos de agua, que la noche anterior debía poner en una jarra (para que se asienten las impurezas) y servir el agua más limpia de la jarra (por eso si tenía filtro de agua sería mejor aún filtrarla, pero no lo tenía, usaba directamente de la canilla). Y luego de tomarla esperar aproximadamente 1 hora hasta el desayuno.

Y así cada día debía aumentar la cantidad de agua a tomar, hasta llegar a los 4-5 vasos (1litro o un poco más). Cómo no era fácil, entonces tomaba 2 vasos una hora antes de levantarme, luego 2 vasos al levantarme y esperaba 1 hora para desayunar.

Me dijeron que debía ser constante, tomar diariamente y que al mes de tomar agua en ayunas comenzaría a sentirme mejor.
Grande fue mi sorpresa, ya que a las dos semanas de tomar agua empezaron a aminorar los dolores de cabeza, ya no eran diarios.

Al mes de las tomas se redujeron a 1-2 dolores de cabeza por semana y entre los 2 y 3 meses cesaron completamente.
A partir de entonces, siempre he tomado agua en ayunas (me mantengo con 4 vasos por día en ayunas), hubo épocas en que intenté dejar el tratamiento y al tiempo regresaban las migrañas. Por eso continúo y ya es un hábito para mí, estoy agradecida y contenta porque sé que Dios me proveyó de este medio natural para controlar este mal.

Yo no conozco la explicación científica de cómo el agua actúa en mi organismo para impedir la jaqueca, pero sé que a mi me resulta eficaz. Claro que alguna vez, de vez en cuando tengo alguna molestia o dolor pasajero, pero no como antes.

Espero que algún lector que padece este mal pueda intentar este tratamiento y sea efectivo también como lo fue para mí.

Y a todo aquel que esté sufriendo, le animo a confiar en Dios, a orar porque él escucha.


Agradecemos a Norma por su testimonio.



UN POCO MAS SOBRE LA MIGRAÑA

El tratamiento de estos enfermos es muy discutido y controvertido. Numerosas son las estrategias que se han utilizado para realizar: en primera instancia, el retiro de la excesiva medicación que consumen estos enfermos.

El abordaje terapéutico de estos enfermos sigue los siguientes pasos:

A)Suspender toda medicación (analgésicos/ergotamina) a la cual el paciente se encuentra habituado. Al suspender toda la medicación el paciente experimenta en forma inmediata una intensa cefalea por rebote. Este período de "lavado de analgésicos" es el tiempo durante el cual se restablece la regulación normal del sistema nociceptivo y reaparece el potencial para aliviar el dolor.

Es el paso más difícil y complicado del tratamiento ya que el enfermo es muy temeroso y se resiste a dejar la medicación; es aquí donde la relación médico-paciente juega un rol de capital importancia.

B) Indicar agentes farmacológicos para intentar cortar el círculo de la cefalea continua. Se pueden administrar corticoides, antieméticos, analgésicos del tipo del acetaminofen (paracetamol), sedantes (alplazolam).

C) Iniciar un tratamiento profiláctico o preventivo convencional sobre la base de amitriptilina, beta-bloqueantes, bloqueantes del calcio o ácido valproico.

D) Comenzar con el tratamiento no-farmacológico. Estas pautas de tratamiento son de un relevante valor en el tratamiento definitivo del enfermo. El trabajo sobre la esfera cognitivo/comportamental es un acompañante indispensable. (Bio Feedback).

En numerosas oportunidades el enfermo precisa un apoyo psicoterapéutico

* Concluyendo, el tratamiento de estos individuos debe abordarse de un modo multidisciplinario encarando los factores biológicos, fisiológicos, psicológicos y medioambientales que determinan el desarrollo, la progresión y el mantenimiento de estas cefaleas.


Cefalea inducida por fármacos

Se distinguen tres tipos de cefalea asociados a la toma de fármacos (como efecto secundario o colateral de estos) utilizados en otras enfermedades distintas a la cefalea.

Las más frecuentes son las cefaleas de tipo vascular (generalmente por vasodilatación). Las otras son las cefaleas asociadas a pseudotumor cerebral (hipertensión intracraneal benigna) por fármacos (vitamina A, tetraciclinas, danazol, anticonceptivos orales...) y la que se asocia a meningitis aséptica relacionada con fármacos (ciertos AINE, inmunoglobulinas intravenosas).

Los siguientes fármacos o grupos de fármacos pueden provocar cefalea por un mecanismo vascular:

antagonistas del calcio (especialmente nifedipino), otros hipotensores (sobre todo los nitratos), antihistamínicos, descongestionantes nasales, teofilina, IMAO, anticonceptivos orales (cuidado con la trombosis de senos venosos intracraneales), antiulcerosos anti-H2, indometacina y otros AINE.

Para considerar que una cefalea es un efecto secundario de determinado fármaco tiene que existir una incuestionable relación temporal y de causa-efecto y los síntomas referidos por el paciente suelen ser congruentes con el mecanismo de acción del fármaco.

En ocasiones, puede ser suficiente con reducir la dosis del fármaco problema para que los síntomas remitan.

Sueño y migraña

La relación entre sueño y cefalea puede abordarse desde varios puntos de vista. De forma esquemática, y siguiendo a Estivill, se pueden considerar los siguientes apartados:

El sueño como supresor de la cefalea. En muchas ocasiones la migraña se resuelve tras dormir un rato.

El sueño como activador de la cefalea. La cefalea hípnica, la cefalea en racimos y la hemicránea paroxística crónica tienen ataques nocturnos característicos. Parece que los ataques nocturnos de estas cefaleas se producen desde la fase de sueño REM. Se conoce que los pacientes que tienen ataques de migraña al despertar lo hacen desde la fase REM. La migraña se puede desencadenar tras dormir más o menos horas de lo normal, como sucede en la cefalea de fin de semana.

Enfermedades del sueño con cefalea como síntoma diurno. Los pacientes con insomnio y los que sufren el síndrome de apnea obstructiva del sueño suelen quejarse de cefaleas matutinas, leves, bifrontales y opresivas, que disminuyen a lo largo de la mañana.

Trastornos del sueño en pacientes con cefalea. Son frecuentes las parasomnias en los niños migrañosos y ciertas alteraciones de los ritmos circadianos en los migrañosos adultos.

Las relaciones íntimas entre sueño y cefalea apenas se conocen, aunque se sospecha que muchas de las estructuras neuronales (v.g. núcleo supra-quiasmático) implicadas en el ciclo sueño-vigilia y otros ritmos circadianos y en el control de las diversas fases del sueño (núcleos troncoencefálicos) son también responsables (se supone que cuando están alteradas o mal reguladas) de la periodicidad y génesis de los ataques de ciertas cefaleas primarias episódicas, siendo la cefalea en racimos y la migraña las más características.

Proximamente más alternativas

POR FAVOR FIRMA NUESTRO LIBRO DE VISITAS.

UNETE A NUESTRA COMUNIDAD DE AMIGOS.

TODA LA INFORMACION QUE APARECE EN ESTA PAGINA SE OFRECE A CUALQUIER PUBLICO DE MANERA TOTALMENTE GRATUITA,

RECONOCEMOS EL GRAN MERITO DEL TRABAJO Y ESFUERZO DE LOS AUTORES DEL MATERIAL QUE AQUÍ SE PUBLICA. SE RESPETAN TODOS LOS DERECHOS INTELECTUALES DE LOS AUTORES Y SUS TITULARES.